El ex jugador y director técnico de River, de 43 años, no se encontraba en estado de ebriedad, pero tenía más alcohol en sangre que lo permitido para conducir, algo que se le detectó luego de haber sido sometido a una prueba de aire aspirado promovida dentro de la campaña "Salvando Vidas", con un registro de 0,27 miligramos.

Las multas se imponen cuando los resultados van de 0,25 a 0,40 miligramos y el Pelado Almeyda, ex jugador del seleccionado argentino y también de Sevilla, Lazio, Parma, Inter y Brescia, apenas superaba el límite permitido.

Si Almeyda hubiera arrojado un registro mayor, hasta podría haber sido trasladado al Ministerio Público de Jalisco y su vehículo hubiera sido confiscado, algo que no sucedió.

En la misma jornada, el "Pelado" había dirigido por la mañana el último entrenamiento semanal de las Chivas antes del clásico de esta tarde frente al Atlas de Guadalajara, por la sexta fecha de la Liga mexicana de primera división.