La disputa docente-gobierno provincial está en un punto álgido. Ahora que los docentes, liderados por Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA, parecían empezar a ser más "contemplativos", es el gobierno de la Provincia, con María Eugenia Vidal el que endureció su postura.

Baradel aseguró que "Si el gobierno bonaerense deja la hostilidad hay posibilidades que empiecen las clases” en tiempo y forma, es decir el próximo 6 de marzo. Sin embargo, para Vidal no hubo nada de contemplación: "Le digo a la gobernadora que no mienta. Ella habla hoy de una paritaria que cerramos el año pasado, que  firmamos por el 34,6%. Entonces dijimos que acordábamos bajo la condición que si la inflación era más alta que el salario  reabríamos paritarias, pero no cumplieron”, se quejó el sindicalista.

En ese sentido, Baradel explicó que la actual oferta que tienen sobre la mesa se desglosa de la siguiente manera: "es del  4,5% trimestral, no del 18%. Es de solo 250 pesos de aumento. Y como la Gobernadora no puede decir ese monto, habla de porcentaje”. Además, añadió: "Nosotros tuvimos pérdida del poder adquisitivo del salario durante 2016. Por eso este año queremos una negociación, no una imposición de la pauta que Vidal determine”, enfatizó.

"Nosotros firmamos que el piso salarial docente no puede estar por debajo del mínimo vital y móvil”, recordó Baradel y subrayó: "Por eso, el tema nacional es el más complicado. Si el Gobierno deja la hostilidad que tiene y no impone hay posibilidades que empiecen las clases. Ahora si a nivel nacional desconocen la ley de paritaria nacional, habrá conflicto”, vaticinó.

Por su parte, la gobernadora Vidal fue tajante: "Ajustaremos por lo que diga el INDEC y descontaremos cada día de paro". Por otro lado, aclaró que el 18% ofrecido "es el piso, no es el techo" e invitó a los docentes a dialogar y negociar.

"Sé que se merecen ganar más”, reconoció Vidal, pero remarcó que esta oferta “es el mejor esfuerzo que la provincia puede hacer, porque el Estado bonaerense sigue quebrado”.

Sobre la actual oferta, entonces, Vidal insistió en que es un piso y explicó porque: "Si en mayo nos juntamos y la inflación fue más, pagamos lo que diga el Indec. No hay manera de que pierdan: o ganan, si la inflación es menos de 18 o empatan, si es de más”.