"Lamento más la lesión de Centurión que estos dos puntos que perdimos". Así declaró Guillermo Barros Schelotto, desnudando, de alguna manera, el verdadero sentir. Sin buenos jugadores, no hay sistema que aguante o que los suple.

Y que en Boca no estén, primero Fernando Gago y luego Ricardo Centurión (sin contar la salida de Carlos Tevez), es mucho para cualquier equipo. Las ausencias se ven, se notan, y los resultados están acorde con aquellas cosas que le faltan a Boca.

Al respecto, agregó que la lesión de Centurión fue en la última práctica previa al partido y que, por lo tanto, "no tuvimos tiempo de trabajar otras variantes para suplantar a Centurión".


Pero sus convicciones son más: "De esta forma hemos jugado siempre, creo en esta forma de jugar", cuando se le consultó sobre si Boca tiene un "Plan B", lo que pareció molestar a Guillermo, quien respondió de manera cortante al final de la conferencia.

Ante la pregunta de si a Boca le cuesta cerrar los partidos, recordó que "hicimos el cambio de Jara por Pavón para tener más gente en el medio, por eso digo que eso de cerrar los partidos es muy relativo...". Guillermo se mostró muy dolido. Estaba con una gran bronca, porque se da cuenta que su equipo no puede sostener desde lo defensivo, un resultado.