Una nutrida columna de trabajadores de la empresa PepsiCo, partidos de izquierda, organizaciones gremiales y de derechos humanos marcharon desde el Obelisco porteño hasta el Ministerio de Trabajo "en repudio a la represión (de la semana pasada) y por la reincorporación a la planta".

 Se cortó el cruce de las avenidas Corrientes y 9 de Julio, donde se concentraron los trabajadores despedidos y militantes del Movimiento Socialista de los Trabajadores, del Partido de los Trabajadores Socialistas, de Nuevo Encuentro, de Barrios de Pie, de la Asociación de Trabajadores del Estado y Confederación de Trabajadores Argentinos, además de organismos de derechos humamos.

Pasadas las 17.30 la columna partió hacia el Ministerio de Trabajo, mayoritariamente encabezada por mujeres.

"Esta marcha es en repudio a la represión y para reclamar la reapertura de la planta. No queremos ningún plan de productividad, queremos nuestro trabajo. Tampoco queremos administración de los trabajadores, queremos que la empresa se haga cargo", explicaron.
 
La empresa PepsiCo cerró su planta en la localidad de Florida, partido de Vicente López, para trasladarla a Mar del Plata.

La mayoría de sus 600 empleados aceptó la indemnización, pero varias decenas de ellos tomaron la fábrica durante varios días. 

El jueves de la semana pasada la Justicia ordenó el desalojo y en ese procedimiento se produjeron enfrentamientos violentos con las fuerzas policiales y de Gendarmería, que derivaron en una quincena de efectivos heridos.