Sin nuevos actores en el mercado (aunque con la esperanza de inversión extranjera) será difícil que en los próximos años se produzca una sincera competencia por captar usuarios a través de los precios. De hecho, las grandes firmas locales y extranjeras que funcionan en el país se vienen preparando hace rato para este momento. En varios puntos, la nueva regulación que permite que sistemas antes incompatibles ahora puedan convivir y compartir sus redes de distribución, se ofrezcan combinados (de ahí la llegada del Cuádruple Play: medios audiovisuales, telefonía móvil y fija e Internet), se trata de un viejo reclamo de los operadores locales y no son pocos los analistas que ya hablan de “un decreto a medida”.

Actualmente, cada uno de los mercados, por ahora fraccionados, no tiene más de tres o cuatro empresas que agrupan a la mayoría de usuarios. En este sentido, el segmento de telefonía móvil es más que representativo de la situación similar que atraviesan el audiovisual y el de servicios de Internet. Allí, no son más de cuatro compañías con tarifas similares: Claro (34%), Telefónica (32%), Telecom (31%) y Nextel (2%), recientemente adquirido por Grupo Clarín.
 
“Sobre los niveles de competencia todo quedará reducido a cuatro grandes actores (Telefónica, Claro, Telecom y Clarín) siempre y cuando los últimos dos no se fusionen. En materia de telefonía nada indica que así como se cartelizaron tres empresas, no vaya a suceder lo mismo con cuatro”, explicó Espada.

“En cuanto a las inversiones -agregó- están por verse, con el 267/16 prometieron lo mismo y acá estamos otra vez”.