Liliana Lauandos, semanas atrás, había recibido una promesa de parte del jefe comunal: él celebraría junto a ella sus tres décadas al servicio de la salud de la comunidad. Y así fue.

Emocionada, Liliana Laguandos asegura que sus 30 años de servicio, “son de lucha, amor por la profesión y muchos sentimientos”. Dice que “son 30 años de todo” mientras junto a ella, el intendente Sebastián Abella participa de un agasajo.

Liliana, semanas atrás, le había comentado al jefe comunal que el 6 de enero cumpliría 30 años de trabajo en el Hospital Municipal. Abella le dijo que iría a saludarla y, el último viernes, cumplió su palabra. 

Ella agradeció su presencia y se mostró feliz de que el Intendente haya respetado su promesa. Durante un agasajo junto a sus pares organizado por la Secretaría de Salud, tuvo palabras de gratitud hacia él y sus compañeros de trabajo. 

“Una no hace su camino sola, siempre hay un equipo que apoya y acompaña. De mi parte solo puse la mente, el cuerpo y el corazón a este trabajo que me llenó siempre de satisfacciones”, comentó Liliana. 

Por su parte, el Intendente valoró, a través de Liliana, la labor de todas las enfermeras: “Estoy muy contento de poder tener un plantel tan importante de enfermeras. Tenemos 82 en el Hospital y 43 en los Centros de Atención Primaria de la Salud”. 

Y agregó: “Ojalá haya muchas más ‘Lilianas’ para festejar 30 años de servicio. Su vocación y esmero es admirable. Por eso, para mí es un gusto estar celebrando hoy junto a ella”. 

Abella le regaló un ramo de flores a modo de presente y luego compartió un ágape acompañado por las autoridades del Hospital Municipal San José. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »