El gobierno nacional ratificó la decisión de homologar los decretos provinciales que determinaron la situación de emergencia agropecuaria por espacio de 180 días en los distritos de Santa Fe, Río Negro y La Pampa.

Esta decisión se adoptó en el marco de una reunión de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria que se desarrolló en la cartera de Agroindustria y que extendió por espacio de más de 3 horas. 

Según informaron fuentes gubernamentales, en la reunión, en la que participaron funcionarios nacionales y representantes de las provincias afectadas por inundaciones e incendios, se analizaron las distintas situaciones por la que atraviesan cada distrito.

Santa Fe

En el caso de Santa Fe, la más golpeada por las inundaciones, se decidió la declaración de emergencia para 18 de los 19 distritos que componen la provincia. Allí, según las estimaciones provinciales, hay más 1.200 millones de dólares en pérdidas entre granos y ganadería, y cerca de 1.200 tambos afectados por el agua. En ese marco, decidieron declarar a la Comisión en “sesión permanente” de manera de poder viabilizar con rapidez las necesidades que puedan surgir en los distritos afectados.

‘Vamos a seguir muy atentos todo lo que pueda pasar, la idea es acompañar a los productores afectados todo lo que se pueda”, dijo el secretario de Desarrollo Territorial, Santiago Hardie.

Hardie precisó que “uno de los motivos por los que vamos a estar en sesión permanente es para esperar el decreto de la provincia de Córdoba, que está por salir en forma inminente”

Luego de la reunión, el secretario de Agricultura de Santa Fe, Marcelo Bargellini, dijo que “el encuentro fue muy bueno y pudimos llegar a acuerdos”.
‘Hoy los productores necesitan ayuda y Nación y Provincia trabajamos juntos para eso, independientemente del color político”, destacó.