Lisandro López, se sometió este lunes a sesiones de kinesiología como inicio de su rehabilitación por el esguince ligamentario en su rodilla derecha, sufrido el último sábado en el amistoso con Huracán en el Cilindro de Avellaneda.

El delantero llegó al club con mucha dificultad para caminar y se sometió a un programa especial de recuperación, que le demandará como mínimo 50 días.

"Licha" López sufrió una lesión de grado 2-3 del ligamento colateral medial en su rodilla derecha, diagnóstico que fue bien recibido en Racing debido a que en principio se temió por una rotura, lo que hubiera implicado una inactividad de seis meses o más.

Por otra tarde, el juveniles Brian Mansilla y Lautaro Martínez no se presentaron en el entrenamiento porque el técnico Diego Cocca les extendió un día el descanso por la carga que arrastran tras su participación en el Campeonato Sudamericano Sub 20 de Ecuador.

El plantel inició la semana previa al debut en la Copa Sudamericana, que está agendado para el miércoles 1 de marzo ante Águilas Doradas de Colombia en Avellaneda.