En el raid político que tuvo la CGT (que esta semana mantuvo reuniones con el peronismo, el socialismo y el Frente Renovador) apareció el primer partido que mostró oposición a la marcha del 7 de marzo: la UCR.

Somos parte de la coalición de gobierno, por eso la UCR no va a acompañar la marcha. Además, es un año electoral, pero bueno, los trabajadores tienen derecho a hacerlo”, sostuvo el presidente del Comité Nacional, José Corral.

Por su parte, el integrante del triunvirato cegetista Héctor Daer subrayó: “No vinimos a buscar que nos acompañen en la marcha, les explicamos el derrotero del diálogo que tuvimos con el gobierno y los motivos de la marcha. Agradecemos a la UCR que nos haya abierto sus puertas para escuchar nuestra verdad".