Con 61 cadetes a bordo, la Fragata Libertad comenzó esta tarde su viaje de instrucción número 46, que la llevará a recorrer durante seis meses 14 puertos de América Latina y Europa, y la Dársena Norte del puerto de Buenos Aires fue el escenario de una emotiva despedida. 

"Los cadetes del último año de la Escuela Naval terminan de formarse como oficiales de marina en el mejor lugar donde pueden hacerlo, el mar",  dijo el teniente de navío Gabriel Diaz Ascona, quien viaja por primera vez en la Fragata ARA Libertad.

"Es un desafío y un orgullo personal para todos los que integramos la plana mayor y la dotación, la Fragata es la representación del país en puertos extranjeros", afirmó, al tiempo que explicó: "El viaje dura seis meses y diez días, para tocar 14 puertos de Sudamérica, Norteamérica y Europa. Si Dios quiere y todo sale bien, el 7 de octubre estaremos de vuelta".

En la fragata, el buque escuela de la Armada Argentina, los cadetes del último año de la Escuela Naval Militar iniciarán el tramo final de sus estudios antes de convertirse en oficiales.