Si bien el mal tiempo cesó en la ciudad y el conurbano, la lluvia le dejó paso a una ola polar que se prolongará durante toda la semana, con temperaturas de entre un grado y 9°.

En tanto y a pesar que la situación mejoró en la Patagonia, la nieve sigue cubriendo varias ciudades como Bariloche, San Martín de Los Andes y Ushuaia. Por otra parte, las diferentes terminales aéreas continuaron durante este domingo repogramando los vuelos suspendidos viernes y sábado a raíz del temporal más fuerte de los últimos 17 años.

Precisamente, Bariloche, con un registro de -25,4 grados marcó un récord histórico. A primeras horas de ayer, en las bases antárticas hacía entre -29,2 y -9,8 grados centígrados, y el podio de las localidades continentales con bajas temperatura estaba integrado además por la rionegrina Maquinchao (-10,4), la chubutense Esquel (-8,3) y la mendocina Malargüe (-8,2).

Por otra parte, en el 55 por ciento de las estaciones meteorológicas se registraban temperaturas inferiores a los 4 grados. En el otro extremo, las temperaturas máximas correspondieron a las ciudades misioneras de Oberá (19,8), Iguazú (17,7) y Bernardo de Irigoyen (16,6).

El aeropuerto internacional de San Carlos de Bariloche "Teniente Luis Candelaria" retomó sus operaciones para atender a cientos de pasajeros varados luego de permanecer cerrado desde el viernes por la cantidad de nieve acumulada en las pistas.

Por otro lado, permanecen cortadas la ruta 237 entre Piedra Del Águila y Bariloche, y la ruta 40 en el tramo conocido como "De los siete lagos", de 107 kilómetros entre San Martín de los Andes y Villa La Angostura.

Las autoridades pidieron "evitar la circulación" de vehículos en la ciudad y señalaron que "las personas que por fuerza mayor tengan que hacerlo, deben transitar con máxima precaución por el hielo acumulado en la mayoría de las calles".

En tanto, la Cooperativa de Electricidad informó que trabaja desde el sábdo por la noche para restablecer el servicio en las zonas suburbanas, área del este, Dina Huapi y zona oeste en la periferia, afectadas por la caída de postes o árboles sobre el tendido eléctrico y que no habían podido ser asistidas por los problemas para acceder a esos lugares durante el temporal.

Según trascendió, hasta este domingo a la tarde eran 4000 las personas que no tenían luz en Bariloche.

El frío alcanzó también a ciudades bonaerenses como Mar del Plata, Tandil y Sierra de la Ventana, donde la ola polar continuará hasta el viernes por la tarde.