Continúa la polémica en Racing con los jugadores que fueron apartados del plantel de manera desprolija por el entrenador Diego Cocca, y ayer el que padeció un mal momento fue Gastón Díaz.

El defensor se presentó a practicar en la cancha auxiliar del Cilindro de Avellaneda, pero el DT no le permitió entrenarse con el plantel y lo mandó al predio Tita Mattiussi, con la Reserva. Lejos de acatar la orden de Cocca, el jugador tomó sus pertenencias y se marchó con mucha bronca a su domicilio.

El tema es que al lateral derecho le habían comunicado a través de un correo electrónico que no iba a ser tenido en cuenta, y por eso el lunes se había ejercitado en el predio Tita Mattiussi junto a los demás jugadores apartados.

Sin embargo, ese mismo día, luego de mantener una charla con el propio Cocca, le notificaron que tenía que concurrir al lugar donde estaban haciendo la pretemporada los futbolistas del plantel profesional, y por eso ayer se presentó en el Cilindro, donde se llevó una gran sorpresa.

Cocca le dijo de frente que no lo iba a tener en consideración y lo mandó a entrenar nuevamente con la Reserva y los apartados. “Soy profesional, soy empleado del club y acá estoy para seguir entrenando. Me confirmaron que tenía que venir acá (por el Cilindro), así que estoy decepcionado y sin entender mucho lo que pasó”, manifestó Díaz, campeón con la Academia en 2014. Y dejó en evidencia la desprolijidad con la que se manejó Racing al develar que “me avisaron por mail que no me iban a tener en cuenta y me informaron dónde debía concurrir”. Junto a Díaz, que podría continuar su carrera en Vélez, donde supo consagrarse campeón en 2011, también fueron desafectados en las últimas horas Federico Vismara, Ezequiel Videla, Diego Álvarez, Alejandro García y Germán Voboril (finalizó su préstamo con Newell’s), quien intimó al club.