"El lugar elegido para el peaje divide a nuestra ciudad en dos fracciones; generando diferencias y privilegios entre los propios ciudadanos del pueblo, según el lugar donde vivas y donde trabajes o donde mandes tus hijos a la escuela" comentaron ayer los concejales Axel Cantlon y Carlos Gómez de la unión vecinal Más Campana, luego de corroborar que en el lugar donde se suspendió la construcción de las cabinas se colocó un cable contador de vehículos.


"Comenzaron -explicó Carlos Gómez- a contar vehículos hace como un mes. Primero se quedaban sólo los fines de semana y se iban. Ahora pusieron vigilancia y se instalaron con el equipo contador. Consultamos al personal a cargo, y no nos dieron mayores precisiones, pero dicen que los números, es decir la cantidad de tráfico en esta zona, les da bien como para poner cabinas".

"En Campana tenemos un conflicto latente y es la ubicación de las cabinas. No sé qué hará el ejecutivo municipal, pero nosotros no nos vamos aquedar de brazos cruzados. La clave está en mover las cabinas hasta un lugar que no divida a nuestro partido", explico Cantlon.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »