El Día Mundial de los Humedales se celebra el 2 de febrero en conmemoración de la firma del
Convenio de Ramsar, ocurrido un 2 de febrero de 1971 en Irán.
Fue el primer tratado destinado a la conservación y el uso racional de los mismos, que hasta ese momento eran considerados ecosistemas con muy poco valor, prácticamente inservibles.

Los humedales son zonas de tierras, generalmente planas, cuya superficie se inunda de manera
permanente o intermitentemente, lo que determina que se desarrolle una flora y fauna
específicas de esos ecosistemas, tanto acuáticas como terrestres e intermedias y con una gran
variedad de insectos, mamíferos, anfibios, reptiles y aves.
Los humedales son nuestros amigos… son nuestros aliados. La VIDA fluye de la mano de los
humedales, en ellos el agua tiene un lugar preponderante y la flora y la fauna reinan en plenitud
Funcionan como riñones que depuran el agua y son los que recargan los acuíferos de los que
obtenemos agua potable. Nos brindan recursos para actividades productivas, alimentos, medicina,
materiales para la construcción y bien manejados pueden ser motores económicos de la sociedad.
Mitigan los efectos del cambio climático, ya que absorben algunos de los gases que lo producen,
como el dióxido de carbono. Son sitios de recreación y turismo que mejoran la calidad de vida y
permiten el desarrollo sustentable. Amortiguan las inundaciones y sequías ya que funcionan como
una gran esponja regulando las crecidas del río Luján por ser refugio de una gran variedad de flora
y fauna crean paisajes diversos y únicos.
Todos estos son servicios ambientales que disfrutan todos los habitantes de la cuenca,
independientemente de sean conscientes de ello o no.
Entonces… ¿por qué están en riesgo? El desconocimiento de los valores y beneficios de los
humedales constituye uno de los principales problemas que atentan contra su conservación… pero
también son vulnerables debido a su bajo costo (son bajos e inundables) y a la tentación de
rellenarlos para ocupar el territorio con enormes emprendimientos inmobiliarios. Si entendemos
su importancia podremos discriminar entre el precio y el valor de los humedales.
El Luján tiene importantes humedales, algunos de ellos reconocidos de Importancia Internacional
por la Convención Ramsar, como los de la Reserva Natural de Otamendi.
En el mes de los humedales es importante que analicemos posibles obras que puedan dañar
irremediablemente sus humedales y con ellos a la población presente y futura. Es el caso de
algunas de las obras hidráulicas que quiere realizar el gobierno de la provincia de Buenos Aires
para mitigar las inundaciones, como el ensanche de 48 km del río. Esto provocaría cambios
irreversibles en el río, graves daños a sus humedales y la pérdida de sus beneficios.
Los humedales son indispensables para la VIDA. ¡¡ CUIDÉMOSLOS!!
Vecinos y ONGs en defensa de la cuenca del río Luján

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »