La medida adoptada por el Municipio busca responder a una demanda de los vecinos. En la plaza 1° de Mayo habrá presencia policial para garantizar que no se vuelva a formar otra feria. Los feriantes que habitualmente ocupaban la plaza 1° de Mayo se trasladaron al paseo costanero.

Con la medida, el Municipio busca responder a una demanda de los vecinos. En la plaza 1° de Mayo habrá presencia policial para garantizar que no se vuelva a formar otra feria.

De ahora en más, los fines de semana, de 8 a 19 (horario de verano), los feriantes se ubicarán entre la zona de los baños y el Museo Ferroviario, donde podrán vender sus artículos.


Según informaron desde la Dirección General de Habilitaciones del Municipio, no solo se otorgará el espacio sino también se brindará seguridad. Cada parcela tendrá un titular y dos suplentes. Al menos uno de ellos, obligatoriamente, deberá participar de la feria los días sábados, domingos y feriados a fin de asegurar su espacio.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »