Domingo 13 de Junio de 2021

ACTIVIDAD H.C.D

20 de diciembre de 2020

CONCEJALES DE LA UV MÁS CAMPANA ANALIZARON EL PRESUPUESTO DEL AÑO 2021

Los concejales Alexis Twyford y Rosa Funes explicaron los fundamentos de su voto negativo el presupuesto del año 2021. Destacaron subestimación de recursos, presupuesto que no está hecho en equilibrio y pérdida de poder adquisitivo de los salarios de los empleados municipales.

“En primer lugar tenemos que saber que el presupuesto es una estimación de los recursos, fija los gastos y el financiamiento mediante el cual se pretenden satisfacer las necesidades de la comunidad”, explicaron.

“En este sentido el Presupuesto es una institución fundamental de la República porque establece los objetivos del Estado y los medios para obtenerlos (a través del voto del Deliberativo), hace posible la administración del Ejecutivo, hace posible el control, y es el mandato y límite que el Deliberativo le pone al Ejecutivo”.

“Parece que esto no lo tiene en cuenta el municipio. La transparencia ha sido la gran ausente en el tratamiento de este presupuesto. No se envió ningún dato sobre la ejecución del presupuesto 2020 para saber cuál fue el comportamiento de la recaudación producto de la pandemia y sabes cuál es la base para el año siguiente”.

“Por otro lado, este presupuesto tampoco permite el control porque contiene una gran cantidad de facultades delegadas al Ejecutivo para que modifique el presupuesto como quiera. En un contexto de pandemia al ejecutivo se le pueden dar algunas facultades a través de normas de emergencia, pero las normas de emergencia no pueden ser la regla, y todos los años el Ejecutivo tiene estas delegaciones de facultades”.

“Para analizar el presupuesto tomamos el último dato concreto que tenemos que es la ejecución del 2019 sobre la que estimamos una inflación para 2020 y 2021 y un nivel de caída para el año 2020 (también estimado porque no nos mandaron la recaudación real)”.

1)      Subestimación de los recursos: los ingresos comparados contra los de 2019 deberían crecer un 70%, si consideramos los efectos mencionados antes. El presupuesto oficial incremente los recursos solamente un 40%. EN nuestra opinión fue realizado de manera excesivamente conservadora. El riesgo que tiene esta situación es que si efectivamente lo cobrado en 2021 excede a lo presupuestado el Ejecutivo va a tener la facultad de gastarlo por afuera de lo aprobado por el Concejo Deliberante.

2)      El presupuesto presentado no está hecho en equilibro: al margen de lo dicho antes, el presupuesto presentado no está en equilibrio.  Según la ley el presupuesto debe hacerse en equilibrio es decir que los gastos deben tener indicado de donde van a salir los recursos para pagarlo. En este presupuesto se puso como ingreso un préstamo de $450 millones que los propios funcionarios de Hacienda dijeron que lo pusieron “por las dudas”, es decir que habilitaron gastos a pagar con un préstamo que no tienen el más mínimo indicio de que van a poder conseguir.

3)      No están presupuestadas las nuevas tasas: con la nueva Ordenanza Fiscal e Impositiva se crearon nuevas tasas como por ejemplo la de las botellas plásticas o envases tetrabrick (a las que nosotros nos opusimos al momento de crearse). SI no están presupuestadas es porque hay una decisión del Intendente de no incorporarlas, pero esa decisión tranquilamente se puede cambiar el año que viene y empezar a cobrarlas. Serían más recursos que estarían por afuera del presupuesto aprobado.

4)      Política de tratamiento de residuos: el gasto en Residuos Sólidos Urbanos está presupuestado en $48 millones por mes contra $21 millones mensuales que se pagaron en 2019, un aumento de 149% muy superior a la inflación. Esto quiere decir que seguimos sin tener una política para volver a hacernos cargo del tratamiento de los residuos en Campana y seguimos gastando cantidades cada vez más grandes en trasladar la basura al CEAMSE.

5)      Los municipales van a volver a perder contra la inflación: el gasto en personal en 2019 fue de $1500 millones y el 2021 se presupuesto $2100 millones, es decir un aumento del 40%. Esto está muy por debajo de la inflación esperada para los dos años, por lo que los empleados municipales seguirán perdiendo poder adquisitivo de sus salarios por segundo año consecutivo.

6)      Profesionales de la salud: los médicos fueron los que le pusieron el pecho a la pandemia estoicamente, pero sus salarios tampoco le van a ganar a la inflación, el presupuesto asignado a sus sueldos crecerá 54% respecto a 2019 lo que también está muy por debajo de la inflación esperada para 2021-2021.

7)      Nula inversión en obras: El presupuesto de Bienes de Uso del 2021 es de sólo $54 millones, sería la asignación a obras más chica de los últimos 7 años.

“Por todas estas razones, tanto técnicas en la estimación de los recursos, como políticas en la asignación de los gastos, y la falta total de transparencia es que votamos negativamente al presupuesto 2021”, concluyeron.

   
   
 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!