Martes 5 de Marzo de 2024

ACTIVIDAD EMPRESARIAL

15 de enero de 2024

Nuevo GR Yaris: estreno mundial en el Salón del Automóvil de Tokio 2024

Más potencia y torque, suspensión reforzada y una nueva caja automática de 8 velocidades que se suma al line-up. Así es la evolución del compacto deportivo nacido en las entrañas del rally bajo la filosofía del “driver-first”.

TOYOTA GAZOO Racing (TGR) presentó hoy en el Salón del Automóvil de Tokio la evolución del GR Yaris, que comenzará a venderse en Japón en la primavera boreal. Con mejoras estructurales, técnicas y de diseño, promete ofrecer una experiencia al volante aún más intensa.

El GR Yaris cosechó multitud de éxitos desde su lanzamiento en 2020. Irrumpió con fuerza en el mercado hasta llegar a lo más alto del segmento de los compactos deportivos, una máquina de pura raza surgida del rally que dejaba a todos sus competidores atrás.

En los tres años que han pasado desde que salió el primer vehículo de la línea de producción, GR Yaris se ha probado en condiciones extremas buscando el feedback de pilotos y evaluadores profesionales, incluyendo el del Chairman de Toyota Motor Corporation y Master Driver Akio Toyoda, también conocido como “Morizo”, su seudónimo en los motorsports. Bajo el eslogan de “Gracias por romper” (“Thanks for breaking it”), dirigido a los pilotos que llevan el vehículo al límite, TGR ha reflejado sus opiniones en cambios en la motorización, en el interior, el exterior y en diversos aspectos para mejorar el comportamiento de este ícono del diseño automotor.

Nueva transmisión automática directa “GAZOO Racing” de 8 velocidades

Basado en el deseo de Morizo ​​de ofrecer diversión al volante a la mayor cantidad de personas posible y expandir la base de los motorsports, el nuevo GR Yaris incluye una versión con transmisión automática directa “GAZOO Racing” de 8 velocidades. Al diseñar la nueva unidad, la prioridad de Toyota fue conseguir la máxima velocidad posible en los cambios de marcha. La transmisión automática también permite al conductor centrarse más en el volante y en el uso de los pedales del freno y acelerador.

El nuevo sistema demostró su valor en las pruebas en circuito, donde ayudó a conseguir tiempos por vuelta más rápidos que con la transmisión manual. Para afrontar cuestiones como la vulnerabilidad de los sistemas automáticos a los daños provocados por el calor y la necesidad de combinar una alta velocidad de cambio con unas buenas características de conducción, los ingenieros de GR hicieron múltiples revisiones de materiales y software. Como parte del programa de pruebas, algunos pilotos del equipo TGR World Rally lo pusieron a prueba en distintas superficies, incluidas las carreteras cubiertas de nieve de Finlandia. La unidad también se probó en el Campeonato japonés de Rally, la TOYOTA GAZOO Racing Rally Challenge y la serie Super Taikyu.

Al pasar de seis a ocho marchas, la transmisión tiene unas relaciones más cerradas. También cuenta con un nuevo sistema de control del par. El uso de un material con una elevada resistencia térmica en el embrague del cambio de marchas y los ajustes al software han dado lugar a unas velocidades de cambio de primer nivel. El engranaje de la marcha D es de nivel de competición, y la función de selección de marcha predictiva se alinea a la perfección con las intenciones del conductor. Los requisitos de refrigeración se satisfacen con la instalación de serie de un sistema de refrigeración de la transmisión automática.

Más potencia, más torque, más control

Cuando se lanzó, el motor con turbocompresor del GR Yaris podía presumir de ser la unidad de tres cilindros más potente del mundo. Ahora ofrece aún más: la potencia se ha incrementado 19 CV DIN y el conductor puede recurrir a 30 Nm adicionales de par, con unos valores máximos que suben de 261 CV DIN y 360 Nm a 280 CV DIN y 390 Nm.

Estos nuevos valores de performance transmiten una auténtica sensación de auto de carreras, que muestra cómo Toyota ha materializado su ambición de crear un vehículo de rally para un público más amplio.

Al tiempo que se ha incrementado la potencia del motor, se han dado pasos para garantizar la misma durabilidad. Una vez más, los circuitos de carreras y las etapas de rally han sido el banco de pruebas, y el motor se ha puesto a prueba hasta el punto de ruptura en el Campeonato japonés de Rally y la Super Serie japonesa de resistencia para turismos. En ese sentido, destacan detalles como una serie de válvulas reforzadas, un nuevo material para las válvulas de escape y un incremento de la presión de inyección del combustible D-4ST. También se han montado unos nuevos pistones, más ligeros, con unos segmentos resistentes al desgaste y un nuevo sensor de la presión de admisión.

Mayor rigidez de la carrocería: mejor respuesta y dirección

La ligera carrocería del GR Yaris es ahora más rígida, con alrededor de un 13 % más de puntos de soldadura y la aplicación de aproximadamente un 24 % más de adhesivo estructural. Como consecuencia, la respuesta del vehículo y de la dirección, y la sensación de agarre han aumentado, con lo que la firmeza y la flexibilidad del chasis mejoran aún más.

La plataforma se diseñó expresamente para el modelo, combinando la sección frontal de la estructura GA-B del Yaris con una nueva parte posterior desarrollada a partir de la plataforma GA-C de Toyota, más grande.

Los sistemas de suspensión, ligeros al tiempo que rígidos, se han mantenido –barras MacPherson delante y doble horquilla con ejes de salida detrás–, pero se han introducido ajustes a raíz de las reacciones de los pilotos de competición. Los resortes delanteros y traseros también se han ajustado para optimizar el rendimiento y mejorar el control de manejo.

Nuevo “cockpit”: más visibilidad y operabilidad

En el interior del GR Yaris se han introducido cambios sustanciales para conferir a la zona del conductor una sensación auténticamente deportiva, con un diseño fiel a los principios de “priorizar al conductor” (“driver-first”) que definen al vehículo.

El equipo GR se inspiró en la configuración de un coche de rally para reubicar los controles y ofrecer al conductor un acceso más rápido e intuitivo. Los pilotos de circuito y rally también incidieron directamente en los cambios.

Ciertos controles que se usan a menudo en la competición, como el pulverizador del intercooler, la desactivación del control de estabilidad (VSC-OFF) y las luces de emergencia, se han acercado más al conductor, para poder acceder de forma rápida y sencilla cuando se lleva un arnés de competición. En el lado del pasajero, la bandeja del cuadro de instrumentos es ahora más grande, para que haya más espacio para indicadores adicionales o para colocar un monitor del copiloto.

El campo de visión del conductor desde el volante también se ha ampliado, al rebajar el borde superior del cuadro de mandos 50 mm, inclinarlo 15 grados más hacia el conductor y cambiar la posición del retrovisor.

La instrumentación incluye un nuevo grupo de indicadores totalmente digital de 12,3 pulgadas con dos modos distintos: normal y deportivo; el segundo ofrece una visualización de los datos centrada en el rendimiento deportivo. El diseño se desprende de elementos superfluos, de forma que los gráficos y la información se pueden ver y entender al momento. En el modelo automático, la lectura incluye la temperatura del aceite de la transmisión y un aviso visual, además de una alarma acústica, para alertar al conductor cuando el régimen del motor es demasiado elevado para reducir la marcha.

Por otra parte, se han introducido cambios para que el conductor tenga la mejor postura de conducción posible. El asiento se ha rebajado 25 mm y el volante se ha ajustado en consecuencia. La dirección del cambio de marchas automático se ha modificado para adaptarla mejor a la conducción deportiva, de manera que ahora el conductor tiene que empujar la palanca hacia delante para bajar de marchas y tirar de ella para subirlas, un detalle promovido por el maestro piloto y presidente de Toyota Motor Corporation, Akio Toyoda (alias “Morizo”).

Modos de conducción: versatilidad y respuesta

También dispone de una nueva función de selección del modo de conducción para adaptar el vehículo tanto a la conducción deportiva como al uso cotidiano. Así, los distintos modos: Sport, Normal y Eco aplican ajustes diferentes para la dirección asistida eléctrica, el funcionamiento del aire acondicionado, la respuesta del acelerador y la visualización del cuadro de mandos del conductor. En los modelos equipados con transmisión automática GAZOO Racing Direct, también se ajusta el tacto y la selección del cambio de marchas. En el modo Sport, el tacto del cambio está orientado a la respuesta, mientras que en los modos Normal y Eco, se busca un mayor equilibrio entre el confort y la respuesta. Por otra parte, en el modo Sport, se prioriza la respuesta en la posición D, mientras que con la M se consigue el cambio de marchas más rápido.

Como sucede con el GR Yaris actual, se consigue un nivel óptimo de agarre y tracción con el sistema de tracción total permanente GR-FOUR, con control electrónico. Este sistema, desarrollado específicamente para el vehículo, ajusta el equilibrio entre la tracción de las ruedas delanteras y traseras en tres modos adaptados al contexto de la conducción: Normal, Sport y Track.

Nuevo diseño exterior

Como cabría esperar de una máquina de pura raza como esta, los cambios exteriores del GR Yaris están lejos de ser simples retoques. De nuevo, el aporte de los profesionales y maestros pilotos y la experiencia acumulada en la competición se han integrado en las revisiones.

La estructura básica sigue siendo la misma: el GR Yaris es un vehículo de tres puertas desarrollado a partir del Yaris estándar, pero se ha revisado hasta el más mínimo elemento para conseguir niveles óptimos de carga, resistencias aerodinámicas y agarre.

La parrilla frontal inferior cuenta con una nueva malla de acero, que se ha optimizado para conseguir el mayor equilibrio posible entre grosor, resistencia y reducción del peso. La parrilla lateral tiene una mayor abertura, y el paragolpes inferior presenta una nueva estructura modular que facilita y reduce el coste de las reparaciones y sustituciones.

En la parte posterior, una abertura en el borde inferior del embellecedor inferior permite que salga el aire de los bajos, lo que reduce la resistencia aerodinámica y mejora la maniobrabilidad y la estabilidad del vehículo, y dispersa el calor procedente del sistema de escape.

Las luces antiniebla y marcha atrás se han reubicado, pasando del paragolpes inferior a integrarse en los conjuntos de faros posteriores, lo que reduce el riesgo de sufrir daños. Del mismo modo, la luz de freno superior se ha trasladado del alerón trasero a una posición más baja en el portón trasero, de modo que todas las luces posteriores quedan alineadas y claramente visibles por los vehículos que circulan por detrás. La reubicación de la luz de freno también hace más fácil cambiar o personalizar el alerón.

El nuevo GR Yaris incorpora una nueva opción de color exterior, Precious Metal, que se suma a las ya habituales, Rojo Emoción, Negro Montecarlo y Blanco Classic, que representan los colores de la escudería TOYOTA GAZOO Racing.

En cuanto a las novedades de equipamiento*, destacan los sistemas Toyota Safety Sense de última generación, la navegación y una llave digital. El modelo con transmisión automática ofrecerá una especificación superior, con llantas forjadas, monitores traseros y laterales y un equipo de sonido JBL premium.

GR Yaris: un capítulo más en una historia extraordinaria

El GR Yaris es la demostración perfecta de cómo Toyota y la gama deportiva TOYOTA GAZOO Racing apuestan por el desarrollo de vehículos cada vez mejores a través del automovilismo. Desde el principio, este no iba a ser simplemente un compacto deportivo más: se trataba de un vehículo que, en términos de técnica y diseño, descendía directamente de la experiencia ganadora de competiciones de TOYOTA GAZOO Racing en el Campeonato Mundial de Rally.

Un nuevo motor, un nuevo sistema de tracción total electrónica y un chasis hecho a medida eran los elementos que formaban parte del plan. Cuando el modelo de producción llegó a las manos de la prensa y los clientes, la respuesta superó con creces las expectativas de Toyota. El GR Yaris trasciende a la categorización; creó una clase propia y se ha convertido desde el primer momento en un auto de culto, también en Argentina, donde se lanzó en 2021.

El programa de desarrollo que ha dado lugar al nuevo GR Yaris sigue el concepto de “desarrollar, competir, romper, arreglar”. Es una buena definición de cómo, para buscar mejoras, el vehículo se pone al límite, literalmente hasta el punto de ruptura de sus componentes. El ingeniero jefe, Naohiko Saito, declaró: “Todos los aspectos del nuevo GR Yaris incorporan los conocimientos y la experiencia acumulados en situaciones reales de competición, así como por nuestros maestros pilotos y nuestros pilotos de circuito y rally”.

 

 *Las especificaciones pueden variar en función de cada mercado; los detalles se confirmarán cuando se acerque el momento de lanzamiento del modelo.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!