El cotejo tuvo particularidades como declaraciones duras y cruzadas entre los dirigentes de ambos clubes con motivo de los controles antidopajes que les dieron positivos en mayo último a los futbolistas Millonarios Lucas Martinez Quarta y Camilo Mayada y a la posterior extensión en la cantidad de refuerzos permitidos que dispuso la Conmebol a partir de estos octavos de final.

Otra situación especial ocurrió directamente esta noche, dado que la Conmebol resolvió someter a un control antidopaje sorpresivo a la totalidad de los jugadores riverplatensense que fueron incluidos en la nómina para este cotejo ante Guaraní.

Además de Nacho Scocco, en el conjunto de Núñez hizo su estreno Javier Pinola, el ex defensor de Rosario Central.