Fue tras realizarle numerosas notificaciones por venta de anteojos “truchos” en la vía pública. No poseía ni permiso ni habilitación para comercializar los productos.

El Municipio le decomisó a un vendedor ambulante anteojos que no cumplían con las condiciones de venta ni permisos para su comercialización.

El operativo – realizado en Mitre y Rawson- fue llevado adelante por la Dirección de Inspecciones luego de realizarle al comerciante numerosas notificaciones – y en reiteradas oportunidades- por venta ilegal en la vía pública y aun así continuar con la actividad.

La mercadería confiscada fue puesta a disposición del Juzgado de Faltas de turno para que se evalúe de manera autónoma la continuidad de la causa. 

Meses atrás, el intendente Sebastián Abella había mantenido una reunión con integrantes del Colegio de Ópticos, quienes plantearon la venta ilegal de anteojos como la problemática más preocupante.

En ese encuentro, los profesionales también explicaron que los accesorios “truchos” traen consecuencias nocivas en los vecinos y el jefe comunal se había comprometido a tomar cartas en el asunto.

Además de realizar una campaña de concientización, con este tipo de operativos el Municipio busca reforzar los controles con el propósito de garantizar el cuidado de la visión de toda la comunidad.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »