El Frente Renovador se manifestó fuertemente contra del revalúo inmobiliario impulsado por la Provincia de Buenos Aires, considerando que se trata de "un ajuste más para los bonaerenses, después del aumento a la nafta, el transporte público, el tarifazo al gas, la luz y la inflación sostenida". En ese sentido, expresaron: "Nosotros le pedimos a la gobernadora que pare este impuestazo, que frene este revalúo, y que discutamos una salida gradual y atada a la inflación. Los trabajadores, los jubilados y la clase media, ahora dudan qué pagar y qué no pagar, porque el bolsillo tiene un límite".

Los Legisladores Provinciales sostuvieron: "A fines del año pasado, en el debate sobre la ley impositiva en la provincia de Buenos Aires, alertamos que cuando empiecen a llegar las facturas del Impuesto Inmobiliario Urbano con alzas muy abruptas, esto iba a impactar fuertemente en el bolsillo de los trabajadores, de los jubilados y los productores. Por eso, cuando rechazamos el revalúo inmobiliario, anticipamos que era otro agujero en el bolsillo del trabajador".
Además, agregaron: “otra de las consecuencia de este impuestazo, en la provincia de Buenos Aires es que va a haber jubilados, trabajadores y sectores de clase media que van a tener un nuevo impuesto sobre ellos que es el impuesto de bienes personales, que antes del revalúo no lo pagaban, por no estar alcanzados ni contemplados, lo cual hace que un trabajador o un jubilados tenga más presión fiscal de la que tenía antes. Nosotros le pedimos a la gobernadora que pare este impuestazo, que frene este revalúo, y que discutamos una salida gradual y atada a la inflación”.
Por su parte, el diputado nacional Daniel Arroyo advirtió: "El revalúo inmobiliario, que generó subas de hasta el 900% en las facturas, es un nuevo golpe a un bolsillo que está cada vez más flaco y más complicado. Los jubilados, los que tienen un auto o un departamento chico, los que la están peleando como pueden, y están pagando cada vez más de luz, de gas, de servicios básicos y de combustible, se encuentran ahora con un nuevo atropello, que es un revalúo que tiene aumentos superiores a cualquier lógica. El Estado parece dispuesto a buscar plata de cualquier manera, y siempre encuentra en los que menos tienen la forma de resolver el problema".
"Estamos frente a un problema muy serio y una situación muy crítica. El revalúo sumado a la reforma previsional, al embargo de la cuenta sueldo, al intento de poner un tope a las paritarias del 15%, más todos los aumentos de luz, gas y combustibles, están generando un combo explosivo. El Gobierno debería reflexionar, pero hasta acá lo único que se le ocurre es manotear el bolsillo de los que trabajan y la llevan como pueden", indicó Arroyo.
Por último, entienden desde el Frente Renovador que si era necesario un revalúo, debió hacerse de manera gradual y dentro de las pautas determinadas por inflación e incrementos salariales, porque afecta directamente al bolsillo de los trabajadores. Pareciera ser que la lógica es endeudarse y luego ver cómo recuperar el dinero, y la opción siempre recae en la clase trabajadora.
 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »