Fue en una inspección de rutina, en la que personal municipal detectó que en el comercio incumplían normas de sanidad, entre otras irregularidades.

El Municipio clausuró de manera preventiva una carnicería del barrio La Josefa, ubicada en Di Luca 317, por diferentes irregularidades.

En una inspección de rutina basada en los controles bromatológicos diarios que viene realizando la Dirección de Habilitaciones y Permisos por las altas temperaturas, se detectó que en el comercio había falta de higiene e incumplía con las medidas sanitarias (pileta de lavado, baño, etcétera).

 

Durante el operativo, personal municipal pudo observar el agravio de poseer elementos dentro de un sanitario en pésimas condiciones de limpieza con elementos de elaboración con productos alimenticios.

 

Además, la carnicería no contaba con las medidas de seguridad. Si bien tenía la habilitación en trámite, no poseía el certificado final que permite realizar la actividad comercial en dicho local.

 

De esta manera, las actas elaboradas por las direcciones municipales de Habilitaciones y Permisos y Bromatología y Zoonisis, fueron puestas a disposición del Juzgado de Faltas para que se evalúe de manera autónoma la continuidad de la causa.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »