Lunes 6 de Diciembre de 2021

ACTUALIDAD POLITICA LOCAL

1 de enero de 2021

El Frente Grande de Campana ante el 2021

Los deseos de prosperidad, típicos de cada cambio de almanaque, están complicados en este tránsito desde el 2020 hacia el 2021.

No porque falten los deseos. En el Frente Grande de Campana nos sobran deseos y proyectos en pos del bienestar de la comunidad toda de Campana, y en ese sentido hemos trabajado, a pesar del contexto y las restricciones, durante el año que termina.

El 2020 puso a prueba a la organización política tanto como a las posibilidades de realización de la población en general. Desde la asunción del gobierno de Alberto Fernández en Nación y Axel Kicillof en Provincia de Buenos Aires, se verificaron acciones tendientes a atenuar las consecuencias críticas en materia económica, social y cultural producto de las políticas neoliberales crudas que aplicó el macrismo. Asimismo, ambos gobiernos, nacional y provincial, lograron tomar medidas que fueron efectivas para amortiguar la profundización de la crisis ante la avalancha que produjo (y continúa produciendo) la pandemia del Covid-19.

Es distinto el análisis que podemos realizar a nivel de la política local, la de nuestra comunidad.  En Campana hemos observado y, muchas veces criticado, el modo en cómo se apeló a la misma comunidad afectada para asistirse a sí misma, en lugar de implementarse políticas de asistencia gestionadas desde el municipio. Es así que fuimos testigos (y hasta promotores) de ollas populares, merenderos barriales y otras acciones procuradas con mínimos recursos, a fin de paliar la grave situación de la falta de las cuatro comidas diarias con la que toda vida digna debería contar como piso de derechos.

Se hizo obvio para nuestro espacio político que un piso de derechos básicos para toda la población de Campana está lejos de ser una prioridad para la gestión municipal actual.

También quedó claro que, sin organización social, política y cultural, la contención de la mayoría de los sectores más desfavorecidos no hubiera sido posible. Y en este sentido hemos contribuido con actividades inclusivas pensadas en conjunto con las familias y centradas en sus necesidades y derechos.

Es así que desde principios de año realizamos talleres de capacitación en Prevención de la Violencia de Género, Educación Sexual Integral (ESI), participamos en la marcha del 8 de marzo, promovimos la creación y permanencia de la Asamblea Permanente de Mujeres y Disidencias Campana, formamos parte de la Mesa Local de Género, como también actividades virtuales sobre la temática de género en fechas simbólicas que son consecuencia de las luchas feministas, tales como violencia de género, construcción de masculinidades violentas, proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y de los 1000 días, concluyendo la lucha en este aspecto con la participación en la Vigilia por la Ley IVE del 29 de diciembre, hasta que el Senado de la Nación se pronuncie.

En materia de inclusión social, hemos concretado reuniones y actividades de la Juventud del Frente Grande con representantes de distintos distritos, como también con Centros de Estudiantes Secundarios, a fin de acordar trabajos a futuro de manera conjunta.

En el contexto social y comunitario, hemos tenido gran presencia en temas relacionados con el análisis del impacto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), las normativas sobre el teletrabajo, el problema que genera la “dependencia” socio-ocupacional de las grandes corporaciones de la zona, la problemática del suicidio y sus posibilidades de abordaje desde una comprensión del contexto en que se produce. En todos estos aspectos mencionados, desde el Frente Grande de Campana hemos resaltado la falta de estrategias efectivas y centradas en la inclusión que ha mostrado el municipio.

Como ejemplo de lo expresado, hemos destacado la carencia de políticas productivas en materia del desarrollo de zonas rurales y sector de Islas, la precarización laboral de trabajadores y trabajadoras municipales, etc.

Como consecuencia de las falencias de la actual gestión y también poniendo en práctica nuestro programa partidario, hemos conformado con familias de los Barrios San Cayetano y Otamendi la asistencia alimentaria a través de ollas y merenderos. Hemos articulado con Autoridades nacionales y provinciales la obtención de alimentos para provisión como también  una tarjeta que permitirá la adquisición de la mercadería necesaria.

En el mismo sentido implementamos en conjunto con la Agrupación Néstor Kirchner el Programa Sembrando Campana, a partir de la cual 100 familias de nuestros barrios dieron inicio a su propia huerta familiar a partir de la provisión de semillas y herramientas, con miras de un horizonte de soberanía alimentaria y nutrición saludable.

También hemos participado en gestiones conjuntas con la Agrupación Néstor Kirchner, en el Ministerio de Agricultura de la Nación, ANSES, PAMI, Región Sanitaria V e Instituto de la Vivienda y el Trabajo, como asimismo participamos en reunión estratégica con el Ministro de Hábitat, Vivienda y Tierra en torno a la Ley 14.449, a la cual Campana adhirió en 2015, referente a la distribución de tierras fiscales.

Por todo lo expresado, nos queda refrendar que en nuestro espacio político creemos en la democracia como horizonte a perseguir, en tanto siempre perfectible, un ideal por el que trabajar día a día, militando, organizándose, reclamando, pidiendo y trabajando por hacer realidad muchas cuestiones urgentes, tales como la generación y preservación de empleos y mejora en las condiciones laborales, como también en alternativas de gestión de trabajo que sean la semilla de la soberanía comunitaria.

Asimismo estamos convencidos de que las religiones no deben obstaculizar los actos de gobierno en ninguno de sus niveles. Que la justicia debe ser lo más justa posible, a fin de que los derechos no se agoten en los de los individuos sino que se complementen con los que les competen a las comunidades:  a un medio ambiente sano, a la propiedad comunal de la tierra, al acceso a la tierra tanto como a la vivienda y la posibilidad de sustento. Para que todxs tengan acceso, no sólo a la lectoescritura y los conocimientos socialmente válidos y obligatorios sino a los niveles terciarios o universitarios que deseen. Para que todxs puedan hacer uso de las nuevas tecnologías para estudiar, trabajar o recrearse. Para que las actividades culturales sean regulares y no excepcionales.

Para que la educación siga siendo vista como derecho y no como negocio. Para que el Estado sea instrumento de las mayorías populares y no de los empresarios. Para que viejxs, jóvenes, mujeres, niñxs, diversidades y personas con discapacidad, sean actores protagonistas en el diseño de las políticas públicas y no objetos de intervención.

En definitiva, trabajar por lo común, lo comunitario, la comunidad, despegándonos del individualismo típico de un sistema socioeconómico capitalista en su versión más cruenta, la neoliberal, donde prima la meritocracia, la competencia, y, obviamente, la despolitización que facilita la dominación y la explotación de todos los recursos disfrazada de buenas intenciones.

Por todo esto consideramos propicio el inicio de un nuevo año, que aparece, como decíamos al principio, lleno de complicaciones, pero también con innumerables proyectos por cumplir y por el que el Frente Grande de Campana está dispuesto a trabajar.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!