Mientras los precios de los alimentos aumentaron el 5,5% en febrero en la provincia de Buenos Aires, desde la industria alimenticia y las cadenas comerciales ya proyectan una suba de los valores como consecuencia del ajuste en las tarifas de electricidad, que empezó en febrero y seguirá este mes.

El costo de los alimentos en territorio bonaerense subió 5,54% en febrero, según un informe del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci). El índice surge del relevamiento de precios en 320 comercios del conurbano.

Esos datos indicaron que los gastos de almacén se incrementaron 7,27%, los de verdulería 7,57%, y los de carnicería 1,64%. En tanto, desde los hipermercados expresaron a "Crónica" que "es inevitable el traslado del aumento en la electricidad. Ya nos avisaron desde la industria que lo tendrán en cuenta en su estructura de costos y habrá listados más caros".

Según cálculos preliminares, el impacto del ajuste desdoblado de la luz en marzo provocaría subas de hasta el 4% en alimentos y bebidas. "Estimamos que el incremento en electricidad para febrero y marzo llega al 70%", dijeron en el sector.